2ª Sesión del Taller de Salud Sexual

La 2ª sesión del “Taller de Salud Sexual” presencial:
– Jueves, 21 de marzo de 17.30 a 19.30
– En la sede de ASACO en GEPAC:
C / Santa Hortensia 15, oficina K
28002 Madrid

Ha sido un tiempo de relax de nuestro cuerpo y de reflexión sobre nuestra relación con él. En este taller hemos sido 11 mujeres las que hemos compartido momentos y experiencias.

Comenzamos con un repaso de lo tratado en el último taller así como la puesta en común de los ejercicios propuestos y las dudas o situaciones diferentes que se habían vivido en cada caso.

Continuamos con una Meditación, titulada «Mi cuerpo y yo», en la que con ayuda de música específica para mujeres, se fue guiando al grupo hacia una mayor toma de conciencia de su cuerpo, de sus temores y sus puntos fuertes, para acabar llenándonos de luz y energía sanadora a repartir por todas las células de nuestro cuerpo. Fue una experiencia muy bonita y llena de paz.

relax taller salud sexual ASACO

Tras compartir las experiencias de la meditación se propuso un ejercicio en grupo con el objetivo de reflexionar sobre cómo diferentes aspectos culturales, sociales y vivenciales con los que interactuamos día a día afectan a nuestra sexualidad, los grupos fueron: información médica, que espera mi pareja de mí, y que espero yo de mi pareja.

Grupo 1: ¿cómo influye en mi sexualidad lo que yo espero de mi pareja? Las mujeres pertenecientes a este grupo respondieron que lo que ellas esperan son: Preliminares. Trabajamos este concepto en base a lo que se supone que va después y por qué, así como la posibilidad que tenemos de ampliar nuestro punto de mira en la sexualidad y dotar de importancia a cada acto íntimo, besos, caricias, palabras, y no solamente a la penetración como fin último de una relación erótica; ¿Y yo qué? Punto que propusieron indicando que había veces que necesitamos sentirnos importantes y que nuestro placer también es importante; y por último, la necesidad de que en una relación sexual haya afectividad y complicidad para que nos podamos sentir especiales, importantes, queridas y cuidadas.

Grupo 2: ¿cómo influye en mi sexualidad lo que creo que mi pareja espera de mí? En este caso las mujeres pertenecientes a este grupo pensaban que lo que sus parejas (todos hombres) esperaban de ellas era: mayor iniciativa a la hora de iniciar una relación erótica; satisfacción de los deseos de ellos; que no fuera necesaria una lubricación extra, algo que es muy complicado de llevar a cabo, puesto que todas las mujeres, operadas o no, con cáncer o sin él, hay ocasiones en las que no lubricamos. Algo que se acentúa mucho en mujeres que han pasado por una ooforectomía, por lo que para que una relación erótica con penetración vaginal sea placentera es necesario una ayudita extra, por lo que sí hay algo externo que nos puede ayudar ¿por qué no usarlo? La mayor herramienta que tenemos en esta situación es la comunicación ante todo, así como la empatia, entender que quizá ellos piensen que, si no lubricamos, es porque no nos excitan (algo muy propio en los hombres), que es importante reestructurar explicándoles cómo funciona nuestro cuerpo, creando así una mayor comunicación y confianza; y por último, ellas consideraban que lo que sus parejas esperaban era que no hubiera rechazo a las relaciones sexuales.

Grupo 3: ¿cómo influye en mi sexualidad la información que proporcionan los/las médicos? Según las mujeres de este grupo, hay una falta de información grandísima que da lugar a que no puedas plantear preguntas al respecto, además de que, cuando han preguntado, han vivido una falta de conocimiento sobre el tema. Por ello, se reclama la existencia de sexólogos/as o psicooncólogos/as especialistas en sexualidad en las consultas de oncología ginecológica.

Se llega a la conclusión de que lo que una mujer y un hombre esperan en una relación erótica es muy diferente y que la única herramienta que tenemos en este caso es la comunicación, hasta la saciedad. La cultura influye en nuestra sexualidad de una manera muy fuerte y la historia de la sexualidad que nos han contado no está ni preparada ni pensada para mujeres. Por tanto, hay que redescubrirnos, empezando por nosotras mismas y continuando con nuestra pareja, y si podemos contarles a otras mujeres nuestras vivencias una nueva visión que las permita sentir que no están solas, crearemos nosotras esa red de apoyo.

Este taller y nosotras somos una primera semilla, nutrámosla.

Para terminar, se comentaron algunos truquitos que tienen algunas mujeres para pasar mejor esta etapa de menopausia acelerada y abrupta, así como diferentes lubricantes/aceites.

Algunos aceites, lubricantes y pastillas de herbolario que salieron a colación fueron:

  • Aceite de Pompeya para lubricar y mejorar la elasticidad. 100% natural.
  • Mucus, lubricante de venta en farmacias, contenido químico, no natural.
  • Lubricante YES, 100% orgánico.
  • Lubricante de agua AQUAglide de Joydivision.
  • Gineseda, pastillas de herbolario para mejorar los síntomas de la menopausia, con infusiones de salvia mejoran el efecto.
  • Fosprint para el cansancio.

Al finalizar la sesión propusimos la creación de un taller con las parejas que quisieran asistir, para que ellos también tuvieran un espacio propio en el que hablar sobre lo que les preocupa, lo que necesitan y esas cositas en las que puede que estén un poco perdidos.

Gracias a todas las mujeres que os estáis abriendo a esta experiencia, gracias por compartiros y por enseñarnos tanto.

    1. Paula dice:

      Yo por supuesto que voy 😉

    2. Lydia dice:

      Te esperamos con un gran abrazo Paula 🙂

    Cuéntanos tu opinión

    Público: Aparecerá tal cual lo escribas