JORNADA DOLOR Y CÁNCER, Madrid

El pasado miércoles día 27 de Junio estuvimos en la jornada que convocó la FUNDACIÓN MÁS QUE IDEAS, en el Hospital Universitario La Paz con la temática DOLOR Y CÁNCER.

Los ponentes de dicha conferencia fueron:    Dr. Javier de Castro, oncólogo. Dra. Blanca Martínez, de la Unidad del Dolor. Dr. Alberto Alonso, Unidad de Paliativos y la Dra. Ángela Palao, Psiquiatra. Todos forman parte del equipo de La Paz. Como paciente asistió Pilar Ruiz.

De la Asociación contra el cáncer gástrico y gastrectomizados. Las charlas así como el debate fueron conducidas por Víctor Rodríguez, miembro de la Fundación.

De dicha jornada destacamos lo siguiente: La primera causa del dolor del cáncer está provocado por el propio tumor y los tejidos que tienen alrededor al encontrarse inflamada toda la zona. Segunda causa son los tratamientos utilizados para combatir la enfermedad y, como tercera causa, el dolor que siente el paciente que tiene otra patología que no tiene que ver con el cáncer, pero agrava el dolor primario. El dolor es subjetivo, no se puede medir pero se utilizan escalas para orientar al médico y poder combatirlo de la manera más eficaz. En los pacientes oncológicos el dolor suele ser mayor que respecto a otras enfermedades y, sobre todo, es de vital importancia cuando el paciente deja de hacer actividades en su vida diaria a causa del dolor.

Cuando existe recaída en la enfermedad los dolores suelen agravarse y se dan en otras zonas que han quedado tocadas a causa del cáncer. También puede haber dolor emocional que provoque dolor físico.

Hay que distinguir dos tipos de dolor: el dolor agudo; por ejemplo, cuando se realiza la cirugía para extirpar el tumor. Es un dolor que comienza muy rápido y hay que abordar con analgesia. Y el dolor crónico, que existe de forma constante y los médicos deben abordar con un equipo multidisciplinar para rebajar o anular la intensidad del mismo.

En el Hospital La Paz disponen de una Unidad del Dolor y son pioneros en abordarlo con las últimas técnicas y con un equipo, formado por diferentes especialidades, y que no existe en la mayoría de hospitales públicos de nuestro país. Desde las asociaciones de pacientes, así como de los médicos debemos exigir más Unidades del Dolor para que todos los pacientes puedan acceder a los mismos tratamientos. Los doctores de éste hospital también demandan que les sean derivados los pacientes antes de que el dolor sea insoportable y casi nunca es así. Hemos llegado al punto en el que pensamos que tener dolor es el peaje que hay que pagar por salvar la vida y lo consideramos” normal “. También hay que hacer un uso correcto de los fármacos que nos recetan y que no interactúan con otros medicamentos. A veces los pacientes alteramos las pautas de toma de medicamentos y eso provoca que no eliminemos el dolor que tenemos.

El dolor derivado de las secuelas suele aparecer de forma aguda y es de difícil resolución. Poder estar en contacto permanente con el facultativo puede ayudar a resolver estos momentos críticos. El reto es conseguir que los largos supervivientes mejoren su calidad de vida y aprender a convivir con dolores crónicos que no se puedan solucionar completamente.

Por último recalcamos lo importante que es la actitud del paciente frente a su enfermedad, manteniéndonos activos, con ganas de realizar tareas, cuidando nuestro físico, haciendo ejercicio y una vida saludable. Cada vez se curan más personas de cáncer, pero aún queda mejorar el día a día de los muchos pacientes que seguimos estando en tratamiento, quizás para el resto de nuestra vida.

Y hasta aquí una jornada llena de temas interesantes y dirigida de manera ágil y amena haciendo partícipes a los presentes. Gracias  a FUNDACIÓN MÁS QUE IDEAS y al HOSPITAL LA PAZ.

 

 

 

    Cuéntanos tu opinión

    Público: Aparecerá tal cual lo escribas