ASACO ASISTE A LA JORNADA DE PREVENCIÓN DEL CÁNCER DE MAMA DE LA COMUNITAT VALENCIANA

Valencia, 16 de octubre de 2018
ASACO-VALENCIA, representada por nuestras socias Ana Ríos y Salomé Peña, en
respuesta a la invitación conjunta Ayuntamiento – Generalitat Valenciana, asistió a la
Jornada sobre el Programa de Prevención del Cáncer de Mama en la Comunitat
Valenciana, organizada por el Ayuntamiento de Valencia (Concejalía de Sanidad, Salud y
Deporte) y la Generalitat Valenciana (Consellería de Sanitat Universal y Salut Publica).
El acto se celebró en el Ateneo de Valencia y fue abierto por la Sra. Dña. Maite Girau,
Concejala de Sanidad, Salud, y Deportes del Ayuntamiento, que señaló la importancia de
la concienciación social en la lucha contra el cáncer de mama y como, en este sentido, el
Programa de Prevención viene contribuyendo a mejorar la información, la visibilidad y la
prevención de esta enfermedad. También destacó la labor de las Asociaciones de
Pacientes, pues “ayudan extraordinariamente tanto en la prevención como a sobrellevar
la enfermedad, teniendo en cuenta además que un cáncer involucra a familiares y a otras
personas del entorno de la o del paciente”.
Asimismo recalcó, por una parte, la necesidad de desarrollar estilos de vida que
promocionen la salud, y por otra, que sin un diagnóstico adecuado es imposible que se
pueda aplicar el tratamiento correcto si apareciera la enfermedad. Y en este último sentido
dijo que “afortunadamente, en los últimos 20 años los índices de supervivencia de este
tipo de cáncer han mejorado mucho y eso, sin duda, se debe a que cada año que pasa
disponemos de más información, tanto para diagnosticarlo como para tratarlo”.
A continuación intervino la Dra. Dolores Salas, Jefa del Servei de Promocio de la Salut i
Prevencio en el Entorn Sanitari (Direccio General de Salut Publica -Consellería de Sanitat
Universal y Salut Publica-) -que disculpó la inasistencia de la Directora General de Salut
Publica por coincidirle con una reunión inaplazable-.
La Dra. Salas es la responsable en la Comunidad Valenciana del citado Programa de
Prevención desde su puesta en marcha en 1992, y en su intervención hizo un repaso a la
evolución que dicho Programa ha tenido desde entonces. En España, dijo, que siguiendo
los pasos de los países nórdicos, pioneros en ello, la Comunidad Valenciana fue la
segunda que lo estableció, tras Navarra; una implantación progresiva que actualmente se
aplica a las mujeres de entre 45 – 70 años, con previsión de ampliarse hasta los 74 años.
Señaló que son dos los Programas que existen; por una parte, el de Prevención y
Diagnóstico Precoz, y por otra, el Programa de Consejo Genético al que pueden acudir
mujeres de alto riesgo (cáncer de mama en el grupo familiar o antecedentes familiares de
cáncer), en cuyo caso se le solicita al/ a la médico/a de asistencia primaria que se le envíe
a Consejo Genético.
Acerca del procedimiento que se sigue en aplicación del Programa de Prevención, explicó
que se inicia con la remisión de una carta que contiene la citación para la realización de
una mamografía -con posibilidad de cambio de fecha y hora- y en caso de no acudir se
reitera. Los resultados son analizados por radiólogos expertos y, si son negativos, se
comunican por carta; cuando se encuentra alguna anomalía se contacta por teléfono para
la realización de nuevas pruebas que sean necesarias.
La Dra. Salas se declaró “satisfecha” de la alta calidad de los servicios del Programa y
“orgullosa” del alto indice de participación de las mujeres en el mismo (aprox. 75%),
porque viene permitiendo detectar la enfermedad en estadios iniciales, y porque todos los
datos que se recogen y recopilan sirven también en el campo de la investigación.
Tras ello fue la Dra. Anna Lluch, Jefa el Servicio de Oncología del Hospital Clínico
Universitario de Valencia –se alteró el orden de intervención establecido en el programa
debido a que la Dra. Lluch tenía que asistir a otro acto- la que se encargó de hablar del
lado “más médico” de la Jornada.
La Dra. Lluch inició su intervención manifestando que “todavía se desconocen las causas
del cáncer de mama, y que en los últimos tiempos hay un aumento de este tipo de cáncer,
pero que se ha avanzado mucho en las formas de diagnóstico y de tratamiento”. Sobre
esto último resaltó que “hay un progreso considerable”, lo que se traduce en una elevada
supervivencia, cirugías menos invasivas, menor radioterapia, y reducción de efectos de la
quimioterapia.
En cuanto a investigación, la Dra. Lluch diferenció entre una idea clásica, en la que se
consideraba que cuanto más tratamiento (quimioterapia) se aplicara mejor, siendo
además igual para toda paciente, y una línea más moderna, que en los últimos años es ya
la prioritaria, que de lo que trata es de atacar a la célula tumoral -teniendo en cuenta que
desde hace 6/8 años se conoce el genoma y se tiene pues mucha más información- , con
un tratamiento específico para que no crezca, e individualizado para cada mujer.
La biología molecular en oncología, dijo, permite identificar mejor las diferentes
patologías, y de hecho ha dado lugar a una nueva clasificación del cáncer de mama con
perfiles de expresión genética, y a su vez se es así más preciso a la hora de determinar el
tratamiento más adecuado. Y en este sentido, comentó que se está estudiando si, dado
que el tumor puede ceder pequeñas partículas a la sangre, es posible determinar con un
análisis de sangre la existencia de cáncer de mama (biopsia liquida).
La Dra. Lluch incidió en lo relevante que es que haya una buena investigación y buen
diagnóstico, y por ello acabó su intervención reivindicando, por una parte, una red
hospitalaria en la materia, con el necesario trabajo en red y en equipo por los
profesionales implicados, y por otra parte, la aprobación de una ley de mecenazgo,
porque se necesita la participación de toda la sociedad para que se avance en
investigación, y las colaboraciones altruistas -de personas, de empresas- tienen que
poder deducirse en materia de impuestos.
Así, se dio paso a la siguiente ponente, la Sra. Dña. Manuela Alcaraz, Directora de
Departament de Salut Pública de Valencia, dependiente Consellería de Sanitat Universal
y Salut Publica, que hizo un análisis de las desigualdades que se vienen produciendo en
la aplicación del programa de Prevención del Cáncer de Mama de la CV, pese a que se
encuentra dirigido a todas las mujeres entre las edades señaladas anteriormente.
La finalidad, según comentó, es avanzar hacia el universalismo proporcional, y para ello
vienen realizando diversos estudios en los que toman en cuenta una serie de indicadores,
tales como el tamaño de la unidad familiar, el tipo de residencia, si la mujer vive sola o no,
la edad, y la renta. También prestan especial atención a si se trata de personas
vulnerables (en riesgo/desempleadas/o en desamparo); si tienen diversidad funcional; si
es inmigrante. Y con ello llevan a cabo estudios en los que determinan, entre otros, el
porcentaje de participación, la precocidad del diagnóstico, y el tiempo de demora en el
tratamiento (entre biopsia y tratamiento).
Por último, antes de la clausura del acto, y tras unos minutos de turno abierto de
preguntas en los que los asistentes pudieron plantear diversas cuestiones sobre la
materia, se hizo una representación teatral por dos actrices sobre la recepción de la carta
en aplicación del Programa de Prevención del Cáncer de Mama de la Comunitat
Valenciana. Una la recibe de manos de su amiga -que es además la cartera-, expresando
la primera los miedos, dudas, y reticencias que a veces se tienen, a lo que se exponen
excusas que realmente no los son (tener mucho trabajo, no tener tiempo, “las tetas solo
me las toca el meu home”, …)

    Cuéntanos tu opinión

    Público: Aparecerá tal cual lo escribas